Habilidades de comunicación verbal

Ver también: Habla eficaz

La comunicación verbal es el uso de palabras para compartir información con otras personas. Por tanto, puede incluir comunicación tanto oral como escrita. Sin embargo, muchas personas usan el término para describir solo la comunicación hablada. El elemento verbal de la comunicación tiene que ver con las palabras que elijas y cómo se escuchan e interpretan.

Esta página se centra en la comunicación hablada. Sin embargo, la elección de las palabras puede ser igualmente, si no más, importante en la comunicación escrita, donde hay poca o ninguna comunicación no verbal para ayudar con la interpretación del mensaje.

¿Qué es la comunicación verbal?

La comunicación verbal es cualquier comunicación que utiliza palabras para compartir información con otros. Estas palabras pueden ser tanto habladas como escritas.



La comunicación es un proceso bidireccional


La comunicación consiste en pasar información de una persona a otra.

Esto significa que tanto el envío como la recepción del mensaje son igualmente importantes.

Por lo tanto, la comunicación verbal requiere tanto un hablante (o escritor) para transmitir el mensaje como un oyente (o lector) para darle sentido al mensaje. Esta página analiza ambas partes del proceso.

Hay una gran cantidad de habilidades de comunicación verbal diferentes. Van desde lo obvio (ser capaz de hablar con claridad o escuchar, por ejemplo), hasta lo más sutil (como reflexionar y aclarar). Esta página proporciona un resumen de estas habilidades y muestra dónde puede obtener más información.

puntuación y cómo usarla

Es importante recordar que la comunicación verbal eficaz no puede aislarse completamente de comunicación no verbal : su lenguaje corporal, tono de voz y expresiones faciales, por ejemplo.

La claridad del habla, permanecer calmado y concentrado, ser cortés y seguir algunas reglas básicas de etiqueta ayudarán al proceso de comunicación verbal.

Comunicación de apertura

En muchos encuentros interpersonales, los primeros minutos son extremadamente importantes. Las primeras impresiones tienen un impacto significativo en el éxito de la comunicación futura y futura.

Cuando conoces a alguien por primera vez, te haces una impresión instantánea de él, en función de cómo se ve, suena y se comporta, así como cualquier cosa que hayas escuchado sobre él de otras personas.

Esta primera impresión guía sus comunicaciones futuras, al menos hasta cierto punto.

Por ejemplo, cuando conoce a alguien y lo escucha hablar, se forma un juicio sobre sus antecedentes y el nivel probable de capacidad y comprensión. Esto bien podría cambiar lo que dices. Si escuchas un acento extranjero, por ejemplo, podrías decidir que necesitas usar un lenguaje más simple. También puede darse cuenta de que tendrá que escuchar con más atención para asegurarse de que comprende lo que le están diciendo.

Por supuesto, su primera impresión puede revisarse más tarde. Debe asegurarse de 'actualizar' conscientemente su pensamiento cuando reciba nueva información sobre su contacto y a medida que lo conozca mejor.


Habilidades básicas de comunicación verbal: hablar y escuchar con eficacia

Habla eficaz involucra tres áreas principales: las palabras que eliges, cómo las dices y cómo las refuerzas con otras comunicaciones no verbales.

Todo esto afecta la transmisión de su mensaje y cómo es recibido y entendido por su audiencia.

Vale la pena considerar cuidadosamente la elección de las palabras. Probablemente necesitará usar diferentes palabras en diferentes situaciones, incluso cuando se habla del mismo tema. Por ejemplo, lo que le diga a un colega cercano será muy diferente de cómo presenta un tema en una conferencia importante.

La forma en que habla incluye su tono de voz y ritmo. Al igual que la comunicación no verbal en general, estos envían mensajes importantes a su audiencia, por ejemplo, sobre su nivel de interés y compromiso, o si está nervioso por su reacción.

Hay más sobre esto en nuestra página en Comunicación no verbal: rostro y voz .

Escucha activa es una habilidad importante. Sin embargo, cuando nos comunicamos, tendemos a gastar mucha más energía considerando lo que vamos a decir que escuchando a la otra persona.

Escuchar con eficacia es vital para una buena comunicación verbal. Hay varias formas de asegurarse de escuchar con mayor eficacia. Éstos incluyen:

  • Esté preparado para escuchar . Concéntrese en el hablante y no en cómo va a responder.
  • Manten una mente abierta y evite emitir juicios sobre el hablante.
  • Concéntrese en la dirección principal del mensaje del orador . Trate de comprender ampliamente lo que están tratando de decir en general, así como los detalles de las palabras que están usando.
  • Evitar distracciones si es posible. Por ejemplo, si hay mucho ruido de fondo, puede sugerirle que vaya a otro lugar para hablar.
  • Sé objetivo .
  • No intentes pensar en tu próxima pregunta mientras la otra persona está dando información.
  • No te detengas en uno o dos puntos a expensas de otros . Intente utilizar el panorama general y toda la información que tenga.
  • No estereotipa al hablante . Trate de no permitir que los prejuicios asociados con, por ejemplo, género, etnia, acento, clase social, apariencia o vestimenta interfieran con lo que se está diciendo (ver Apariencia personal ).
Hay más información en nuestras páginas sobre Habilidades de escuchar .

Mejora de la comunicación verbal: técnicas más avanzadas

Hay una serie de herramientas y técnicas que puede utilizar para mejorar la eficacia de su comunicación verbal. Estos incluyen refuerzo, reflexión, aclaración y cuestionamiento.

Reforzamiento

El refuerzo es el uso de palabras de aliento junto con gestos no verbales como asentir con la cabeza, una expresión facial cálida y mantener el contacto visual.

Todos estos ayudan a construir una buena relación y es más probable que refuercen la apertura en los demás. El uso de estímulo y refuerzo positivo puede:

cómo empezar una carta cuando no conoces al destinatario
  • Anime a otros a participar en la discusión (particularmente en el trabajo en grupo);
  • Muestre interés en lo que otras personas tienen que decir;
  • Allanar el camino para el desarrollo y / o mantenimiento de una relación;
  • Alivie los miedos y tranquilice;
  • Muestre calidez y franqueza; y
  • Reducir la timidez o el nerviosismo en nosotros mismos y en los demás.

Interrogatorio

En general, cuestionar es cómo obtenemos información de otros sobre temas específicos.

Hacer preguntas es una forma esencial de aclarar áreas que no están claras o poner a prueba su comprensión. También puede permitirle buscar explícitamente el apoyo de otros.

En un nivel más social, hacer preguntas también es una técnica útil para iniciar conversaciones, atraer a alguien a una conversación o simplemente mostrar interés. El interrogatorio eficaz es, por tanto, un elemento esencial de la comunicación verbal.

Usamos dos tipos principales de preguntas:

  • Preguntas cerradas

    Las preguntas cerradas tienden a buscar una respuesta de una o dos palabras (a menudo simplemente 'sí' o 'no'). Por tanto, limitan el alcance de la respuesta. Dos ejemplos de preguntas cerradas son:

    sumando números negativos y números positivos

    '¿Viajaste en coche hoy?' y
    '¿Viste el partido de fútbol ayer?'

    Este tipo de preguntas permiten al interrogador mantener el control de la comunicación. A menudo, este no es el resultado deseado cuando se trata de fomentar la comunicación verbal, por lo que muchas personas intentan concentrarse en el uso de preguntas abiertas con más frecuencia. No obstante, las preguntas cerradas pueden resultar útiles para centrar la discusión y obtener respuestas claras y concisas cuando sea necesario.

  • Preguntas abiertas

    Las preguntas abiertas exigen más discusión y elaboración. Por tanto, amplían el margen de respuesta. Incluyen, por ejemplo,

    '¿Cómo fue el tráfico esta mañana?'
    '¿Qué cree que le gustaría ganar con esta discusión?'

    Las preguntas abiertas tardarán más en responder, pero le dan a la otra persona mucho más margen para expresarse y fomentan la participación en la conversación.

Para obtener más información sobre preguntas, consulte nuestras páginas: Interrogatorio y Tipos de pregunta .

Reflexionando y aclarando

Reflexionar es el proceso de retroalimentar a otra persona sobre su comprensión de lo que se ha dicho.

en términos básicos, ¿qué muestra el gráfico?

La reflexión es una habilidad especializada que se utiliza a menudo en la consejería, pero también se puede aplicar a una amplia gama de contextos de comunicación y es una habilidad útil de aprender.

Reflexionar a menudo implica parafrasear el mensaje que le ha comunicado el hablante con sus propias palabras. Debe intentar captar la esencia de los hechos y sentimientos expresados ​​y comunicar su comprensión al hablante. Es una habilidad útil porque:

  • Puede comprobar que ha entendido el mensaje con claridad.
  • El orador recibe comentarios sobre cómo se ha recibido el mensaje y luego puede aclararlo o ampliarlo si lo desea.
  • Muestra interés y respeto por lo que la otra persona tiene que decir.
  • Estás demostrando que estás considerando el punto de vista de la otra persona.
Consulte también nuestras páginas sobre Reflexionando y Clarificando .

Resumiendo

Un resumen es una descripción general de los principales puntos o cuestiones planteadas.

Resumir también puede tener el mismo propósito que 'reflexionar'. Sin embargo, resumir permite a ambas partes revisar y estar de acuerdo con el mensaje, y garantizar que la comunicación haya sido eficaz. Cuando se utilizan de forma eficaz, los resúmenes también pueden servir como guía para los próximos pasos a seguir.

Comunicación de cierre

La forma en que se cierra o finaliza una comunicación determinará, al menos en parte, la forma en que se recuerda una conversación.

Las personas usan señales verbales y no verbales para terminar una conversación.

Las señales verbales pueden incluir frases como:
'Bueno, debo irme' y
'Muchas gracias, eso es realmente útil'.

Las conclusiones no verbales pueden incluir comenzar a evitar el contacto visual, ponerse de pie, darse la vuelta o comportamientos como mirar un reloj o cerrar cuadernos o libros. Estas acciones no verbales indican a la otra persona que el iniciador desea terminar la comunicación.

Las personas a menudo usan una combinación de estos, pero tienden a comenzar con las señales no verbales, especialmente cara a cara. Por teléfono, por supuesto, las señales verbales son esenciales.

Cerrar una interacción demasiado abruptamente puede no permitir que la otra persona 'redondee' lo que está diciendo, por lo que debe asegurarse de que haya tiempo para terminar. El cierre de una interacción es un buen momento para hacer arreglos futuros. Por último, pero no menos importante, esta vez sin duda irá acompañada de una serie de gestos de despedida socialmente aceptables.



Solo una parte de la imagen

Es vital recordar que cualquier comunicación se compone de la suma de sus partes.

La comunicación verbal es un elemento importante, pero solo una parte del mensaje general que se transmite. Algunas investigaciones sugieren que el elemento verbal es, de hecho, una parte muy pequeña del mensaje general: solo del 20 al 30%. Sin embargo, esto sigue siendo significativo y vale la pena dedicar tiempo a mejorar sus habilidades de comunicación verbal.


Continuar con:
Habla eficaz
Informe de construcción | Habilidades conversacionales
¿Qué tan buenas son tus habilidades interpersonales?
Autoevaluación de habilidades interpersonales