Habilidades sociales en inteligencia emocional

Ver también: Entender a los demás

'Habilidades sociales' es un término muy amplio (nuestra página Habilidades sociales cubre el significado general), pero también se usa de manera bastante específica en el contexto de la Inteligencia Emocional.

En inteligencia emocional, el término ' habilidades sociales 'se refiere a las habilidades necesarias para manejar e influir en las emociones de otras personas de manera efectiva.

Esto puede parecer una manipulación, pero en realidad puede ser tan simple como comprender que sonreír a las personas les devuelve la sonrisa y, por lo tanto, puede hacer que se sientan mucho más positivos.



Por tanto, las habilidades sociales pueden considerarse como la pieza final del 'rompecabezas' de la inteligencia emocional.

La inteligencia emocional comienza con la comprensión de sus propias emociones ( conciencia de sí mismo ), luego poder gestionarlos ( autorregulación ) y utilícelos para lograr sus objetivos ( automotivación ).

Una vez que sea capaz de entenderse y manejarse a sí mismo, entonces comenzará a comprender las emociones y sentimientos de los demás ( empatía ) y finalmente influir en ellos ( habilidades sociales ).


El término ' habilidades sociales 'Cubre una amplia gama de habilidades.

Las habilidades sociales, en el sentido de la inteligencia emocional, incluyen:

  • Habilidades de persuasión e influencia
  • Habilidades de comunicación
  • Habilidades de manejo de conflictos
  • Habilidades de liderazgo
  • Habilidades de gestión del cambio
  • Construyendo lazos (Rapport)
  • Colaboración y cooperación | Habilidades de trabajo en equipo

Habilidades de persuasión e influencia

La persuasión es el arte de entusiasmar a los demás y convencerlos de sus ideas o del curso de acción propuesto.

Las personas que son persuasivas, o que tienen influencia, leen las corrientes emocionales en una situación y ajustan lo que están diciendo para atraer a los involucrados.


Para obtener más información sobre esto, consulte nuestra página en Habilidades de persuasión e influencia .

Habilidades de comunicación

Las habilidades de comunicación son vitales para una buena inteligencia emocional. Debe poder escuchar a los demás y también transmitir sus propios pensamientos y, quizás lo más importante, sus sentimientos.

Buenos comunicadores:

uso adecuado de la puntuación y la gramática
  • Escuche bien a quienes los rodean, asegurándose de que comprendan lo que se dice y busque un intercambio de información completo y abierto. Para obtener más información, consulte nuestras páginas en Habilidades de escuchar , Reflexión y Clarificando .
  • Están preparados para escuchar sobre problemas y no solo quieren que les cuenten buenas noticias.
  • Trate los problemas difíciles de inmediato y no permita que los problemas se agraven.
  • Regístrese y actúe sobre las señales emocionales al comunicarse, asegurándose de que su mensaje sea apropiado.
Para obtener más información sobre las buenas habilidades de comunicación, incluido cómo mejorar la comunicación y reducir las barreras, consulte nuestra sección sobre Habilidades de comunicación .

Habilidades de manejo de conflictos

Los conflictos y desacuerdos pueden surgir en cualquier momento, y a menudo parecen surgir de la nada.

El arte de gestionar y resolver conflictos es fundamental tanto en el hogar como en el trabajo. Empieza por ser consciente de la importancia de tacto y diplomacia y cómo se pueden utilizar para ayudar a calmar situaciones difíciles.

Los buenos gestores de conflictos pueden sacar a la luz los desacuerdos y resolverlos. Utilizan el intercambio de emociones para fomentar el debate y la discusión abierta, reduciendo las corrientes y los problemas ocultos, y ayudando a cada parte a reconocer los sentimientos de los demás, así como la posición lógica. También intentan obtener soluciones beneficiosas para todos (consulte nuestras páginas en Análisis Transaccional y Habilidades de negociación para más información sobre esto).

Vea nuestras páginas en La resolución de conflictos y Habilidades de mediación para obtener más información sobre cómo gestionar los conflictos.

Habilidades de liderazgo

Puede parecer extraño incluir las habilidades de liderazgo como parte de las habilidades sociales. Seguramente la inteligencia emocional es parte del liderazgo, no al revés.

La respuesta es que las habilidades de liderazgo y la inteligencia emocional están indisolublemente ligadas. Como señalamos anteriormente, solo aquellos que están sintonizados con sus propias emociones y las de los demás pueden aspirar a influir. Quizás el aspecto clave de un buen liderazgo es la influencia y poder llevar a otros contigo. Algunas personas llaman a eso carisma , pero es más profundo que eso: es una buena inteligencia emocional.

Los buenos líderes:

  • Ser capaz de articular una visión y entusiasmar a otros con ella;
  • No es necesario estar en un papel de liderazgo formal para proporcionar liderazgo;
  • Apoyar y orientar el desempeño de los colegas, mientras los responsabilizamos; y
  • Predicar con el ejemplo.
Para obtener más información sobre esto, consulte nuestra sección sobre Habilidades de liderazgo . También te puede interesar probar nuestro cuestionario en ¿Qué clase de líder eres?

Habilidades de gestión del cambio

Los administradores de cambio efectivos, a menudo conocidos como catalizadores del cambio, son aquellos que hacen que el cambio suceda sin alienar a todos los involucrados.

Todos podemos entender que el cambio es, naturalmente, bastante estresante para todos los involucrados. Sin embargo, los buenos catalizadores del cambio lo convierten en una oportunidad emocionante más que en una amenaza. Independientemente, reconocen la necesidad de cambio y eliminan barreras. Desafían el status quo y defienden el cambio. También lideran desde el frente, modelando el cambio deseado.

Vea nuestras páginas en Gestión del cambio para más.

Construyendo lazos (Rapport)

Es vital poder construir y mantener relaciones con otras personas.

Desarrollar esta habilidad conducirá a mejores relaciones y a una capacidad mucho mejor para trabajar y seguir adelante en la vida. Las personas que son buenas en esto son excelentes contactos, construyendo y manteniendo una sólida red de contactos y conexiones.

Son extremadamente buenos para construir una buena relación, pero también trabajan en las relaciones establecidas para mantenerlos saludables. Un rasgo distintivo de las personas que son buenas en esta habilidad es que tienen muchos amigos entre sus compañeros de trabajo. Se trata mucho de valorar a los demás: interesarse por ellos y querer saber más de ellos.

Vea nuestra página en Informe de construcción para más.

Colaboración y cooperación | Trabajo en equipo

Hay algunas personas que trabajan bien con otras: construyen buenas y productivas relaciones laborales y de otro tipo.

Esta es una habilidad social clave en la inteligencia emocional. Estas personas tienden a ver la relación como al menos tan importante como la tarea en cuestión: valoran a las personas tanto o más como la actividad.

Colaboran activamente, comparten planes e ideas, y trabajan juntos para construir un todo mejor. Al hacerlo, promueven un clima cooperativo en el que todos están invitados a contribuir. También buscan activamente oportunidades para el trabajo colaborativo.

Cuando los buenos trabajadores en equipo están en un equipo, el equipo se desempeña mejor. Atraen a otros miembros del equipo y les ayudan a colaborar. Construyen una identidad de equipo y, por lo tanto, fomentan el compromiso. Pueden hacer esto desde un rol de liderazgo, o pueden ser un subordinado, pero tener personas así en un equipo es crucial para el éxito.

Para obtener más información sobre esto, consulte nuestras páginas en Colaboración o trabajo conjunto , Trabajo en equipo eficaz y Roles de equipo y grupo .

Un ciclo de inteligencia emocional

Las habilidades sociales son donde una buena inteligencia emocional es quizás más obvia.

Sin embargo, la inteligencia emocional no comienza ni termina con las habilidades sociales. En cambio, es un ciclo, con su núcleo en y en el individuo. Solo aquellos que se comprenden y se regulan a sí mismos y a sus emociones son capaces de trabajar bien y eficazmente con los demás.

Comprender esto es crucial para desarrollar su inteligencia emocional.

Continuar con:
Entender a los demás
Conciencia de sí mismo