Cómo crear una estrategia de crecimiento para pequeñas empresas

Pensamiento estrategico

Iniciar y hacer crecer un negocio puede ser una tarea abrumadora. Los números son desalentadores. la mayoría de las pequeñas empresas terminan fracasando. Sin embargo, si tienes una gran idea y sientes una fuerte vocación empresarial, esto no debería detenerte. Seguir sus sueños es la única forma de tener éxito, y hay pasos que puede tomar para reducir el riesgo de fracasar. Uno de los factores más importantes para que su nuevo negocio despegue es crear las bases adecuadas desde el principio. Esto significa pensar en cómo abordar estratégicamente todos los aspectos de su negocio y tener un plan sólido.

Entonces, echemos un vistazo a lo que los aspirantes a emprendedores deben hacer para crear una estrategia de crecimiento que permitirá que su negocio sobreviva y prospere donde muchos otros fracasan.



Confirme que hay un mercado para su idea

Idealmente, lo primero que debe hacer es realizar una investigación para determinar si su producto o servicio se venderá antes de comenzar a dar pasos más importantes. Esto puede parecer obvio, pero se sorprenderá de cuántos posibles propietarios de negocios se apostaron por ideas no probadas y no probadas .



Esta fase inicial de investigación de mercado debería ayudarlo a decidir si su idea de negocio tiene posibilidades razonables de éxito. Y eso no significa que debas tener una idea revolucionaria. Simplemente significa que debe haber suficientes personas dispuestas a gastar dinero en su producto o servicio para que sea rentable.

Es bueno comenzar encuestando su industria para ver cuál es su competidores principales estás haciendo. Vea qué tan exitosos son y determine si hay formas en que podría mejorar o repensar los productos o servicios que ofrecen. Ofrecer un producto mejor, más barato y más rápido es siempre una propuesta ganadora, pero a veces tendrás que decidir en qué aspecto enfocarte.



Escriba su propuesta de valor

Es increíblemente importante tener una comprensión completa de lo que su empresa ofrece a los clientes. Esto le permitirá comunicarse con su mercado por qué deberían confiarle su dinero. Una propuesta de valor es un mensaje claro que muestra a sus prospectos por qué deberían elegirlo a usted en lugar de a sus competidores y aclara los beneficios de sus productos o servicios de manera concisa.

Las preguntas importantes que debe hacerse y que le ayudarán a crear su propuesta de valor son:

  • ¿Qué problemas puede resolver para sus prospectos?



  • ¿Qué puntos débiles de ellos puedes remediar y ayudarlos a superar?

    Ensayo de 5 párrafos sobre autocontrol
  • ¿Qué ofrece su producto que lo diferencia de sus competidores?

Cuando pueda responder a estas preguntas de manera clara y concisa, estará listo para comenzar el proceso de presentar sus productos o servicios al público.

Si intenta desarrollar su negocio sin una propuesta de valor sólida, es posible que tenga dificultades para atraer clientes y comunicar sus valores a su equipo.

Esto significa que vale la pena dedicar tiempo a realizar un análisis cuidadoso y detallado de las características de su negocio, las necesidades del cliente y las reacciones, suposiciones y preferencias tempranas de los clientes relacionados con su negocio.

Defina sus KPI

Puede ser difícil medir qué tan bien le está yendo a su negocio. Los ingresos no son el único número importante, y centrarse únicamente en las ganancias puede llevar a conclusiones erróneas. Es por eso que necesita definir cuidadosamente los KPI (indicadores clave de rendimiento) que son importantes para su negocio. Los KPI le brindarán una forma medible de determinar qué tan bien le está yendo a su negocio.

Cuando comprenda qué áreas de negocio son clave para su crecimiento y éxito, podrá dedicar los recursos adecuados a estas áreas. Ser capaz de representar su éxito en un formato medible también le permitirá ajustar estrategias y procesos comerciales y determinar su impacto.

que significa // en matematicas

Cada empresa e industria tendrá su propio conjunto único de KPI, y deberá pensar detenidamente en qué indicadores querrá enfocarse.

Analicemos los KPI que la mayoría de las empresas modernas suelen utilizar para medir su éxito:

  • Tarifa CAC (costo de adquisición de clientes): En términos simples, esto es cuánto necesita gastar en total para obtener un nuevo cliente.

  • Valor de por vida de un cliente: Cuánto puede esperar ganar durante toda su relación con el cliente.

    qué hacer una presentación sobre
  • Margen de beneficio bruto: La cantidad de ganancias que quedan al considerar los fondos gastados para crear y vender su producto o servicio.

  • Velocidad de combustión: La velocidad a la que su empresa atraviesa su capital.

Hacer un seguimiento de sus KPI debería darle una muy buena idea de cómo se está desempeñando su negocio y si su estrategia de crecimiento está funcionando o no.



Plan para gestionar el riesgo

Iniciar y administrar un negocio es arriesgado. Nos guste o no, la mayoría de las pequeñas empresas están a un reclamo desastroso de la ruina financiera.

Si ha estado administrando su negocio durante algún tiempo, probablemente ya tenga pólizas básicas como responsabilidad general, compensación de trabajadores y seguro de propiedad comercial. Sin embargo, las empresas que buscan crecer pueden esperar enfrentar amenazas nuevas y más serias, lo que significa que hay un nuevo conjunto de políticas que deben comprarse. Es por eso que su estrategia de crecimiento debe tener en cuenta la mejor forma de gestionar y transferir el riesgo .

Considere la rapidez con la que debe hacer crecer su equipo

Aunque el objetivo de una estrategia de crecimiento sólida es escalar y permitir un desarrollo exponencial, la moderación también es una parte muy importante de una estrategia de crecimiento exitosa. Sí, su negocio necesita crecer para sobrevivir, pero eso no significa que deba volverse loco tratando de expandir su equipo. Y aunque necesita gastar dinero para garantizar el crecimiento y la supervivencia, debe tener cuidado. Tener más personas en el equipo no siempre significa que las cosas se harán más rápido; a veces ocurre exactamente lo contrario.

En muchos casos, tener un equipo más pequeño y bien integrado que comprenda el negocio y tenga una buena sinergia terminará funcionando mucho mejor que contratar diez nuevos empleados.

Además, sería mejor que fuera prudente con los beneficios que ofrece. Gastar mucho en nómina y ofrecer una amplia gama de beneficios es bueno y aumentará la productividad; probablemente deba esperar hasta que la empresa tenga una base sólida. Mantenga el gasto enfocado en el crecimiento e intente restringir el gasto en artículos que no parecen tener un retorno de la inversión claro y seguro.

Es importante comprender que ninguna estrategia, por muy cuidadosamente elaborada que sea, será infalible. Nadie podrá predecir completamente lo que sucederá con su negocio. Esto significa que debe permanecer flexible y estar listo para los desafíos futuros y avanzar hacia nuevas estrategias e ideas sin detenerse en los errores del pasado.


Continuar con:
Gestión de riesgos
Habilidades de planificación de proyectos